lunes, 6 de agosto de 2018


EL PROBLEMA DE LA HUMEDAD EN PAREDES y/o TECHOS

En esencia hay tres tipos de humedad habitualmente en una casa:
1-Humedad ascendente, de cimiento o medianera
2- Humedad por filtraciones o roturas de caños
3 Humedad por condensación

Presencia de hongos y moho
La superficies con humedad (cualquiera sea el origen de la humedad) suelen traer aparejada la presencia de moho y hongos, causante del famoso “olor a humedad”
Hay lugares claves que siempre tiene que ser vigilados para detectar moho y hongos, como por ejemplo
Rincones y aristas superiores de paredes y techos. Detrás de muebles, en sitios con poca ventilación. Debajo / atrás de alfombras papeles, cortinas  que fueron afectados por la humedad o el agua. Junto a ventanas y puertas. Interior de placares. En el interior de los conductos de sistemas de aire acondicionado. Ambientes  donde existen actividades con generación de grandes cantidades de  vapor de agua; baños, cocinas, lavaderos, sala de secado y planchado de ropas, etc. 
El motivo por el cual es tan importante el control de la proliferación del moho y hongo es porque estos no son meramente una molestia estética sino que se pueden transformar en una amenaza a la salud.
Los mohos producen alergenos (sustancias que causan reacciones alérgicas), irritantes y, en ciertos casos, sustancias posiblemente tóxicas (mico toxinas).. Las reacciones alérgicas pueden incluir síntomas febriles, tales como estornudos, goteo nasal, ojos rojos y la erupción cutánea (dermatitis).
Además el moho puede causar ataques de asma en personas asmáticas que son alérgicas al moho.

Enumeremos algunas acciones posibles para combatir la humedad

ü       Mantener los ambientes ventilados. En espacios muy encerrados (como sótanos o desvanes) de ser posible instalar un extractor o deshumidificador de aire
ü       Arreglar goteras y filtraciones antes que cualquier otro arreglo estético.
ü       Remover materiales contaminados en las viviendas como alfombras, papeles murales, cortinas afectadas y otros
ü       Evitar plantas en interiores muy encerrados.
ü       Controlar los sistemas de aire acondicionado y sus conductos
ü       Realizar limpiezas periódicas de las superficies más húmedas de la casa (baños, cocinas) con agua y cloro (lavandina 10gr x cada litro) enjuagando luego con abundante agua.
ü       Cubrir las paredes interiores con un revestimiento que haga de aislante entre  la pared y la pintura (ver revestimientos en fibra de vidrio)
ü       Pintar con pinturas de buena calidad

Algunos métodos de eliminación y control de humedad y hongos
v      Los sistema de instalación de bloqueadores (las famosas perforaciones en la pared) si bien son un procedimiento algo engorroso y sucio   es un método interesante para combatir la humedad ascendente severa. Su efectividad depende de la capacidad de absorción de los materiales del muro. Debe aplicarse de acuerdo a las indicaciones del fabricante del producto, y no es apto para casos donde exista presión freática.
v      Las pinturas antihongos es una alternativa para paliar los  problemas de hongos y moho en ambientes poco ventilados pero muchas veces si la presencia de humedad  y hongos es mucha la pintura sola no alcanza
v      Los revestimientos en fibra de vidrio ofrecen una alternativa muy eficaz para el problema de la humedad de cimientos, de medianera y para la erradicación total de hongos y moho en paredes y techos. Este material es un compuesto inorgánico por lo tanto los hongos no tienen medio donde proliferar. Los revestimientos en fibra de vidrio se colocan de forma muy sencilla sobre las superficies afectadas y luego se los debe pintar. Dado la porosidad que tienen este tipo de material actúa dejando evaporar  de manera  optimizada la humedad de la pared sin que la capa de pintura se vea afectada. La aplicación de este tipo de revestimiento es un trabajo rápido y limpio ya que no hay que romper las paredes ni ensuciar. Se coloca de forma similar a un papel común  y se pinta una vez seco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario